¿Existe el curriculum 10?

Soy consciente que habrás leído multitud de artículos sobre este tema. Estoy segura que habrás investigado y buceado en internet, “por el infinito y más allá”, para encontrar las claves que te den la “llave mágica” para realizar ese anhelado curriculum diez. Y no me extraña que, a estas alturas, aún te queden dudas sobre si esta herramienta te abrirá o no puertas hacia un futuro laboral. 

Es normal y lógico que, ante este tema, te encuentres aún hech@ un lío, cualquiera en tus circunstancias, lo estaría…

Después de acompañar a numerosas personas en su camino hacia el empleo y de pasar por diferentes estados en el mercado laboral, llego siempre a la misma conclusión:

“Quizás, la solución a este enigma, no se encuentre en la herramienta que utilizamos, en su formato, o bien, en el número de páginas que debe ocupar sino en el planteamiento que realizamos ante esta herramienta.”

Por ello, te planteo las siguientes cuestiones:

¿Te has parado a pensar que pueden ser otros aspectos los que interfieran en la realización de tu CV? ¿Y si los pensamientos e ideas que nos formamos ante esta herramienta nos condicionan a la hora de elaborarla?

Te mostraré algunos de los pensamientos e ideas erróneas más comunes y que observo en mi día a día.

  • Comparo mi curriculum con el de otras personas.

Este hecho se da con más frecuencia de lo que parece. Es cierto que nadie nos enseña a realizar un curriculum, pero compararlo con los demás, nunca es aconsejable. Cada persona tiene una historia de vida y enfoque sobre esta herramienta totalmente diferente.

Averigua e identifica cuáles son tus fortalezas y el valor que aportas al puesto y empresa para, así, mostrarlo en tu curriculum. Ten en cuenta que nunca será igual al de los demás porque cada persona es única y por lo tanto su curriculum también.

  • El curriculum es la única vía que tengo para conseguir un empleo.

Esta causa-efecto no existe en la realidad ya que el curriculum vitae no te permitirá obtener, en un primer momento, un empleo, sino que su finalidad será la obtención de una futura entrevista de trabajo.

Frases como “No he conseguido el trabajo porque no tengo un buen curriculum” se utiliza con demasiada frecuencia. Esto es así, porque colocamos el peso de nuestra búsqueda en esta herramienta y este pensamiento limita mucho nuestra estrategia.

Realizar una búsqueda proactiva implica establecer una estrategia, planificación y utilizar los recursos adecuados e idóneos para obtener resultados. Por lo tanto, conseguir nuestro objetivo supone un trabajo más complejo y elaborado que va más allá de la realización de un buen curriculum.

  • Lo más importante de mi “Experiencia Profesional” son las empresas en las que he trabajado.

Curioso, pero aún, me encuentro en muchos curriculums este hecho. Con más frecuencia de lo habitual, se resalta en el apartado de “Experiencia Profesional” las empresas en la que han realizado la actividad laboral dejando, en un segundo plano, e incluso en ocasiones obviando, la ocupación que se ha ejercido.

No dudo que al reclutador/a le pueda interesar el tipo de empresas o sectores en los que hayas trabajado, pero, en primer lugar, su interés se centrará en el puesto de trabajo, entre otros aspectos.

Pon en valor en tu hoja de ruta tu actividad o actividades laborales, resaltando aspectos como funciones, competencias y logros adquiridos.

  • Cuanta más información y detallada pongamos en el CV, mejor.

La obsesión por reflejar en el CV cuanta más información y detallada se sigue repitiendo en la actualidad.

Siempre comento, a las personas que acompaño, que elaborar un curriculum es como confeccionar un rompecabezas con piezas de un puzzle. La información que tenemos sobre nuestra formación, experiencia, capacidades, etc son las piezas que componen ese puzzle y nuestro trabajo consistirá en saber encajar dichas piezas para elaborar, de forma eficiente y eficaz, ese “rompecabezas” final llamado curriculum. 

En la mayoría de las ocasiones, muchas de las piezas que tenemos serán esenciales, pero otras, sin embargo, nos sobrarán. Todo va a depender del tipo de “rompecabezas” que queramos elaborar.

Ese “rompecabezas” siempre estará condicionado por el tipo de puesto, sector y empresa a la que queremos optar, por ello es aconsejable realizar diferentes tipos de CV.

Si en algún momento, has tenido estos pensamientos, recuerda:

“No existen curriculums buenos o malos, no existen herramientas mágicas, a través de las cuales, obtengas un empleo. Solo existen herramientas que te permitan plasmar tu propuesta de valor de forma única y adaptada a la candidatura a la que quieres optar, utilizando siempre la estrategia idónea para poder obtener resultados.”

¿El curriculum puede ser una de ellas?  La respuesta solo la tienes tú.

Imágenes: pixabay (quimono, Tumisu, 41330, Free-Photos, mikesween)

Infografía: Reme Arjona

3 respuestas a “¿Existe el curriculum 10?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .